Uffizi Continuo

El proyecto surge de la variación proporcional de las partes que componen el conjunto original, en el cual, tanto su planta como su alzado están basados en la multiplicación del diámetro base de las columnas que componen la cara exterior de las recovas y que son al mismo tiempo, las fachadas que conforman el espacio
central.


Con un marcado eje axial, el edificio se desarrolla en toda la longitud que el espacio geográfico le permite, la existencia del rio hace que se necesario detener dicho desarrollo con un elemento transversal a la axialidad. Tomando como punto de partida para generar las variaciones que lleven al proyecto final, se toma un punto sobre el eje axial en el espacio central. Desde el mismo, y tomando siempre como parámetro el
diámetro de la columna original se generarán las transformaciones proporcionales.
Como premisa de proyecto se decide limitar dichas variaciones al contexto real del edificio y respetar la imposibilidad de aumentar su desarrollo tanto de manera longitudinal como transversal al eje.


De esta manera se busca generar una tensión entre las partes del conjunto, llevándolas hasta el máximo admisible de variación sin generar una superposición. El proyecto, entonces, se despliega axialmente sobre un eje a cuyos lados construye galerías diferenciadas en un gradiente continuo. El desplazamiento del cañón corrido del cielorraso interior genera una modulación heterogénea de la alineación de las columnas, cuya variación en sección es proporcional a la variación de alturas de las galerías.

Maestrando Matías Gerbaudo

Profesores Santiago Miret, Melisa Brieva, Alejandro Schieda y Federico Menichetti